Anuncios

Nos sangran los bolsillos

Cada mes, si eres mujer, lo sabrás: te toca pagar una cantidad desmesurada por tus compresas o tampones. El pasado mes de octubre fue denegada una propuesta de ley para reducir el IVA de los productos de higiene femenina y de los pañales a un 4%.

i-am-a-woman

Ante la negativa del Gobierno para bajar el precio de éstos productos, toca ingeniárselas. Tras el auge de las copas menstruales llega el turno de unas braguitas lavables, capaces de absorber el flujo menstrual. A finales del año pasado Cristina Torres, Eva Polío, Clara Guasch y Laida Memba, todas integrantes de la cooperativa barcelonesa Femmefleur SCCL; pusieron en marcha un proyecto de crowdfunding que ha conseguido cuadruplicar sus expectativas de financiación a través de la plataforma Verkami. Cocoro, las bragas absorbentes que gracias a la combinación de tres tipos de tejidos, evitan que las manchas traspasen otras prendas.

Tal y como lo explican en su página web las bragas Cocoro pueden combinarse con tampones o la copa. Además, pueden utilizarse como único método durante el periodo. La filosofía de su creación reside en la posibilidad de ampliar nuestras opciones de higiene cada mes. No se trata de una solución universal, al igual que los tampones, compresas o la copa; pero sí son capaces de ofrecer una alternativa: una prenda que sea capaz de aportar mayor comodidad y la tranquilidad de que las temidas manchas nos hagan pasar un momento incomodo.

La cantidad económica que nos dejamos cada mes y de cómo tratar la regla con naturalidad, han sido el foco de debate a través de las redes sociales. ¿Qué ocurría si la regla perteneciera al sexo masculino? A más de una (y me incluyo a mí) se nos pasa por la cabeza las ventajas con las que contarían. En este punto, es quizás donde los puntos de vista opuestos se aliñen con términos como “maschismo“o “feminazi“. El enfoque se torna de un rojo ira ante la imposibilidad de aportar medidas, puntos de vista o una percepción capaces de ir más allá de una cuestión de genero.

Polémica en las redes sociales

No es la primera  vez que la regla se ha topado con la censura en las redes sociales. El siguiente caso abrió el debate de la censura y la falta de naturalidad con la que es percibida la menstruación. Rupi Kaur publicó en su cuenta de Instagram una imagen suya, durmiendo, con una mancha de sangre en el pantalón. Según la poeta de origen paquistaní “Forma parte de mi proyecto final del curso de retórica visual. Esta fotografía es parte de una serie publicada en mi web que tiene el objetivo de desmitificar la menstruación”. Instagram decidió borrar la imagen ya que incumplía las normas de su comunidad. La propuesta de Rupi no se hizo esperar y publicó un post en Facebook quejándose de lo sucedido: “Gracias Instagram por darme la respuesta que motivó mi trabajo. Habéis borrado dos veces mi foto alegando que va contra las normas de la comunidad. No me disculparé para no alimentar el ego y el orgullo de una sociedad misoginia que prefiere ver mi cuerpo desnudo pero no acepta una pequeña mancha. Sobre todo porque vuestras páginas están llenas de imágenes de mujeres, muchas de ellas menores, cosificadas, sexualizadas con intenciones pornográficas y tratadas como algo menos que seres humanos. Gracias”. Miles de personas se lanzaron a compartir la publicación de Rupi en Facebook. Tal fue su éxito y apoyo obtenido que Instagram decidió volver a publicar su foto.

 

 

crowdfunding Redes Sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: